NUESTRA MIRADA HACIA EL DESARROLLO INFANTIL

Greenspan, psiquiatra infantil con reconocida experiencia en desarrollo infantil típico y atípico, plantea la necesidad de hacer un cambio paradigmático en la forma de evaluar a niños y niñas que presentan dificultades en su desarrollo y en el cómo planificar el trabajo terapéutico que ayude a estos niños a alcanzar su máximo potencial.

Este cambio paradigmático plantea las siguientes redefiniciones:

Cada niño con trastorno en el desarrollo tiene un perfil único de fortalezas y fragilidades individuales, de habilidades funcionales y de relaciones familiares, aunque compartan un mismo diagnóstico sindrómico. Este perfil único de cada niño es lo que debe liderar el plan terapéutico por encima del diagnóstico sindrómico.

El afecto y las emociones tienen un rol central en promover la adquisición de nuevas habilidades del desarrollo, no sólo en el establecimiento del vínculo emocional con los cuidadores, sino también en la organización de la intención comunicativa, los comportamientos sociales más complejos, y en la adquisición de habilidades cognitivas que permitan el acceso a ideas simbólicas y pensamiento lógico.

La visión del desarrollo infantil requiere, por tanto, ser entendida no sólo en sus diferentes áreas clásicas, sino en cómo el niño integra funcionalmente estas áreas del desarrollo a medida que va creciendo. 

Dada la multiplicidad de factores que influyen en el desarrollo infantil, la evaluación y el diseño de un plan terapéutico requiere de un equipo multidisciplinar integrado por diferentes especialistas que ayuden a comprender el perfil único de cada niño así como por aquellas personas que interactúan cotidianamente con él, tanto en casa como en la escuela. 

Los padres adquieren un rol central al ser ellos quienes mejor conocen al niño en su cotidianidad y los que interactúan a diario con él, lo que abre posibilidades de intervención intensiva, solamente posible a través de ellos y la familia extensa.

   El sistema de gestión de calidad implantado en el CDIAP BAIX CAMP I PRIORAT cumple con la norma ISO 9001:2015