CÓMO TRABAJAMOS

DETECCIÓN Y DERIVACIÓN

La detección de las posibles alteraciones en el desarrollo infantil es un aspecto fundamental en la atención precoz. Cuanto antes se haga la detección, mayores garantías habrá de poder intervenir adecuadamente.

Uno de nuestros objetivos es conseguir que los profesionales relacionados con la primera infancia sean atentos observadores de las señales de alarma, que puedan hacer una detección temprana de las dificultades de los niños y derivarlos lo antes posible al CDIAP.

LA ACOGIDA

La primera entrevista con los padres es el momento inicial de la relación entre el Servicio y la familia.

A esta sesión convocamos a los padres solos para que puedan compartir con nosotros la historia de su hijo y su percepción de las dificultades que motivan la consulta al CDIAP.

INTERVENCIÓN CON EL NIÑO

La intervención que se lleva a cabo en el CDIAP Baix Camp y Priorat tiene en cuenta el niño y el sistema en el que conviveIntervenir y evaluar son procesos ligados durante la estancia de una familia en el CDIAPHay varios factores que hacen necesaria la evaluación continua:

  • La edad de los niños, que implica que estén en continua evolución y por tanto, nos obliga a revisar los objetivos de trabajo en función de los cambios.
  • La necesidad de llegar, siempre que sea posible, a un diagnóstico etiológico, sindrómico y funcional.
  • La constatación de que sintomatologías similares en el momento inicial pueden hacer evoluciones muy diversas. Cada niño y cada familia son únicos y por lo tanto siempre buscaremos el perfil diferencial de cada situación.

Nuestro modelo de intervención con los niños tiene como marco teórico el modelo DIR del Dr. Greenspan. Las siglas del modelo DIR representan 3 componentes clave a considerar para poder entender y promover el desarrollo infantil:

D (Desarrollo): Consiste en entender la etapa de desarrollo socio-emocional o “funcional” en que se encuentra el niño.

I (Individualidad): Consiste en entender las diferencias individuales que cada niño aporta cuando interacciona con su entorno.

R (Relaciones): Consiste en entender los patrones relacionales que afectan la interacción del niño con sus padres o cuidadores significativos.

De acuerdo con Greenspan, es la codificación emocional de nuestras experiencias la que guía todo nuestro aprendizaje. “Desde el primer día de vida, todas nuestras experiencias tienen tanto un componente físico como un componente emocional. El componente físico es la parte concreta de la experiencia, el componente emocional es lo que otorga sentido y significado a la experiencia “. 

El progresivo desarrollo de destrezas cognitivas, motoras, sensoriales, lingüísticas y sociales son instrumentos que sólo cobran sentido en la medida en que se organizan en torno a una comunicación intencional del afecto o emociones emergentes del niño. 

El modelo DIR es un marco general que compartimos todos los profesionales del CDIAP. Nuestro objetivo es no parcelar al niño y evitar el tratamiento de forma aislada de las diferentes áreas de desarrollo.

La estrategia más utilizada es el Floortime o juego circular, con lo que pretendemos alcanzar los siguientes objetivos:

· Fomentar la atención y la intimidad.

· La comunicación de dos vías.

· Fomentar la expresión y el uso de sentimientos e ideas.

A pesar de tener una mirada compartida hacia el desarrollo, el hecho de que el equipo sea multidisciplinar no es gratuito. El ser humano es complejo y las necesidades, en caso de dificultad, pueden ser muy diversas. Son necesarios los conocimientos de diferentes expertos para dar un tratamiento especializado al niño. Con una visión global y especializada, así somos los profesionales de nuestro CDIAP. 

La fisioterapia, la psicomotricidad, la psicología clínica, la pedagogía, la logopedia, la terapia familiar, el trabajo social y la neuropediatría … son disciplinas puestas al servicio del niño y la familia que las necesita, en función de la valoración del equipo.

INTERVENCIÓN FAMILIAR

Tener un hijo se convierte siempre en una experiencia muy compleja que obliga al sistema familiar a reubicarse, a definir nuevos roles, a redefinir la relación de pareja… Esta reorganización se hace más difícil y crea mucha más angustia cuando nace un hijo/a con dificultades (o estas dificultades aparecen más tarde).

Por esta razón cuando llega un niño a nuestro servicio es necesario ampliar nuestro foco de atención e ir más allá de lo que son únicamente las dificultades que presenta, ya que detrás de esas dificultades hay unos padres que sufren, una pareja que pierde su espacio conyugal, quizás un hermano que no sabe cómo situarse ante las dificultades del niño… todo el sistema familiar se desestabiliza.

En el mejor de los casos este nuevo sistema familiar moviliza sus recursos para adaptarse a la nueva situación y se reorganiza de una forma funcional.

En otros casos, esta reorganización implica un desajuste o un bloqueo del sistema familiar. En estas circunstancias pensamos que puede ser útil un espacio de Intervención Familiar. 

COORDINACIONES

Para hacer el seguimiento de los niños se mantienen coordinaciones con los diferentes ámbitos en los que se desenvuelven. Con el ámbito sanitario si hay que iniciar estudios para valorar una posible etiología orgánica de las dificultades. A nivel educativo se favorece la inclusión de los niños en la escuela infantil en el momento que se considera indicado y se facilita una buena entrada en el contexto escolar mediante coordinaciones con los EAPs de la zona.

Se realizan visitas periódicas a las guarderías y escuelas para fijar y revisar conjuntamente los objetivos terapéuticos, colaborar en la movilización y uso de los recursos naturales de la escuela y en la adaptación de material.

En cuanto a la detección de situaciones de riesgo social se mantiene un contacto periódico con los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Reus y los Consejos Comarcales del Baix Camp y Priorat, que hacen un trabajo sistemático con las familias de riesgo para que los niños puedan recibir atención en el CDIAP o bien pueden llevar a cabo un seguimiento de la situación familiar o escolar del menor en riesgo.

Por otro lado, y si el caso lo requiere, se informa a las familias del derecho de solicitar la valoración del grado de disminución en el CAD, la valoración del grado de dependencia y otras prestaciones sociales.

FINALIZACIÓN Y DERIVACIÓN

La derivación de los niños atendidos se prepara con antelación a través de coordinaciones con los diferentes profesionales de la red asistencial (EAP, CSMIJ, EBASP, EAIA) para informar adecuada y oportunamente a las familias con el objetivo de que puedan participar del proceso y tomar las decisiones pertinentes.

   El sistema de gestión de calidad implantado en el CDIAP BAIX CAMP I PRIORAT cumple con la norma ISO 9001:2015